Skip to content

Escuela 2.0, se puede enseñar de otra manera

09/11/2010

Con el proyecto escuela 2.0 del gobierno, el cual pretende acelerar la incorporación del uso de tecnologías digitales a la práctica docente a través de un conjunto integrado de medidas referentes al uso por alumno un ordenador portátil y la puesta en marcha de las aulas digitales del siglo XXI.

El proyecto se basa en los siguientes objetivos:

  • Aulas digitales: dotar de herramientas TICs a los alumnos y los centros, como ordenadores portátiles para alumnos y profesores y aulas
  • Conexión a Internet y la interconectividad dentro del aula para todos los equipos, facilitando el acceso a Internet desde los domicilios de los alumnos en horarios establecidos
  • Asegurar la formación del profesorado, tanto en los aspectos tecnológicos, metodológicos y sociales de la integración de estos recursos en la educación de los alumnos, ofertando formación en nuevas tecnologías en todos los centros docentes, en los próximos cuatro.
  • Generar y facilitar el acceso a materiales digitales educativos ajustados a los diseños curriculares a profesores, alumnos y familias.
  • Implicar a alumnos y a las familias en la adquisición, custodia y uso de estos recursos.

A continuación os pongo unos ejemplos de cómo funcionaría: un alumno acaba un trabajo de alguna asignatura en casa y lo envía al correo electrónico del profesor, un programa corrige automáticamente los cuestionarios de verdadero o falso y el docente entra en clase y les pide a sus alumnos que enciendan los ordenadores, en lugar de pedir que se abra el libro, etc.

Los docentes valoran el interés del alumnado o la inmensa información disponible en la red. Aunque aún queda mucho para que los profesores estén realmente preparados para sacar partido a las nuevas herramientas TIC, además de los posibles miedos que tienen los mismo, como por ejemplo las posible averías por el uso de los equipos o el tiempo que supone preparar el aula.

Javier Marsà, director del instituto Joan Corominas de Barcelona, da clase de ciencias sociales con estos nuevos recursos y cuenta con una anécdota el intento de cambio didáctico: Él solicitó a los alumnos de primero de la ESO que trajeran una canción sobre la que debatir en clase. Una de las alumana llevó Jueves (11 de marzo), del grupo La oreja de Van Gogh. Tras la escucha, Marsà solicitó a los chavales sus impresiones. Ellos veían una historia de amor y desconocían que se tratase sobre el ataque terrorista que en 2004 mató a 191 personas en Madrid. Así que el docente mandó buscar en Internet información sobre el atentado. Mediante vídeos, artículos de prensa y blogs, los chavales aprendieron por sí mismos lo que sucedió cuando tenían tres años.

El docente en la Escuela 2.0 se le puede considerar como guía y controlador, con la obligación de corregir errores en el aprendizaje espontáneo del alumno en Internet, pero sin descuidar las obligaciones que han existido de toda la vida.

Cerca de 75.000 profesores, de un cuerpo de unos 550.000, se formaron en el uso de tecnologías en el curso 2009-2010, esto junto a 500.000 miniportátiles entregados a los alumnos y a las más de 20.000 aulas digitales (pizarra digital, conexión a Internet en clase) repartidos, según datos del ITE, indica el éxito de la implantación de Escuela 2.0, a la vez que se ha demostrado que se puede enseñar de otra manera. El proyecto es cofinanciado entre el Ministerio de Educación y las comunidades.

Posibles desventajas:

  • El tiempo que se tarda en preparar la clase digital.
  • La dotación de equipos sin tener en cuenta las particularidades de cada centro, ni las averías derivadas del uso de los miniportátiles y su impacto en la conexión a Internet del centro.
  • Los ordenadores son una herramienta más y que no solucionan nada por sí mismos.
  • Los ordenadores tienen pantalla pequeña.

Educación prevé que para 2012 sea completa la informatización de las aulas desde 5º de Primaria a 2º de Secundaria en todas las comunidades que están en el programa, aunque la intención del ministerio, es continuar con su implantación en el resto del sistema.

Algunas las comunidades han diseñado distintas maneras de compartir o repartir algunos gastos del programa con las familias. Estos son distintos ejemplos:

– La mitad del precio, en Cataluña, la Administración subvenciona 150 euros para la compra del miniportátil, pero los padres aportan otros 150.

– 25 euros al año, en Castilla y León, la familia paga 25 euros al año para el mantenimiento de la herramienta.

– El que rompe, paga, e n Asturias, si hay que hacer algún arreglo en el ordenador que no cubra la garantía, lo pagan los padres.

Información

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Marco Lozano permalink
    25/11/2010 13:57

    Pienso que la tecnología en las aulas debe estar más orientada al entorno del profesor que al del alumno, por lo que el profesor deberá tener todas las facilidades tecnológicas y los recursos que le permitan mejorar la enseñanza clásica de toda la vida: el profesor, la pizarra y el alumno tomando nota.
    A los alumnos se les debe enseñar técnicas de estudio, y deben de prestar más atención en las clases.Que usen portátiles o miniportátiles distraería su atención.

    • 25/11/2010 16:54

      Pero de lo que se trata es que aprendan ambos, porque son herramientas de trabajo que deben de aprender a utilizar y gestionar, a la vez de que deben ser accesibles para todos y en especial para los niños, ya que no todos los niños disponen de un ordenador en sus casas ¿no crees?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: